La Magia de Los Sistemas Autoorganizados, Parte 2

autoorganizacion

La abundancia de los SSAA (Sistemas Autoorganizados) en la naturaleza sugiere que éstos no son la excepción, sino la regla. Los siguientes ejemplos, en los cuales se resalta el aparato ordenador (para facilitar su comprensión) evidencian la aseveración anterior:

celebracion gol

1.  Teleonomía: el ooole (en la tauromaquia). Células Espejo de Rizzollatti (necesidad).

2.  El goool (de nuestra selección). Ibid

3.  La risa. Ibid

4.  El bostezo. Ibid

5.  Los aplausos con que homenajeamos a nuestros artistas en el teatro (sentados o poniéndonos de pie) Ibid.  

6.  Las profecías que se auto cumplen (premoniciones, agüeros, maldiciones, supersticiones etc.), en las que la creencia en su propio enunciado se torna una teleonomía.

7. EL CORO DEL AGUA: el agua a una temperatura próxima a cero grados centígrados (0,2 grados por ejemplo) algunas de sus moléculas se deslizan sobre las otras muy lentamente, y las colisiones son escasas. A cero grados centígrados las moléculas quedan en reposo y las fuerzas electromagnéticas entran en vigencia, las moléculas se atraen mutuamente – y forman una red- (teleonomía) entonces surge un milagro similar al de la transustanciación: los trillones o quintillones de moléculas que integran el sistema se ponen de “acuerdo“para transformarse en materia sólida en fracciones de segundo  (Strogatz  p. 138).

8. La teleonomía de macromoléculas en biología molecular, el DNA y el RNA, durante sus respectivos procesos, crean un gradiente electroquímico que informa al sistema la naturaleza de la molécula y la ruta que ha de seguir para lograr un objetivo específico. Las mismas fuerzas electromagnéticas le informan a los átomos y moléculas cómo y dónde tienen que ubicarse para formar un determinado cristal (teleonomía).

9. La teleonomía termocatalítica: los productos de las reacciones autocatalíticas, sirven de estímulo para incrementar la reacción. Por ejemplo, los detonantes (fulminato de plata, pólvora, etc.) cuando explotan, el calor liberado en una de sus moléculas activa la reacción de sus moléculas vecinas (teleonomía). En suma, el efecto se vuelve causa o lo que es lo mismo: la respuesta se torna estímulo.

evolucion
rayo laser

10. Sincronía de la luz monocromática: Cuando un fotón es absorbido por un átomo, éste se excita, y el fotón es retenido (interinamente). Si otro fotón incide sobre el mismo átomo, el fotón retenido es arrancado, las ondas electromagnéticas (fotones) entran en sincronía y forman  un rayo de luz coherente.  Este fenómeno  puede repetirse una y otra vez (teleonomía),  en una caja de resonancia (espejos reflectores) hasta formar un haz de luz monocromática coherente (Haken pp 13-27) llamado rayo láser.

11. Teleonomía de Fosfolípidos: En la formación de membranas biológicas o de liposomas, su autoorganización está determinada por el carácter ambivalente de las moléculas de fosfolípidos: hidrófobos y lipófobos que interactúan entre ellos y con su entorno (aceite-agua)y así, se informan de cómo y dónde tienen que ubicarse (teleonomía) para formar una membrana (bicapa).

12. La necesidad de sobrevivir: En la selección natural de Darwin (Corning P., p 1-7), sobrevive el más apto y éste es el que mejor se sincroniza con su entorno (véase ítems 7 a 12).

13.  La sinfonía de las luciérnagas: las luciérnagas del género luciola sonerata, durante la noche sincronizan sus luces (emiten destellos) que iluminan toda la región y orientan a sus congéneres extraviados y en ésta forma contribuyen a la conservación –necesidad- de la especie (Corning P., p 11-39).
14.  La resonancia de equipo: el trabajo en equipo (la selección Colombia, la cooperación de las hienas o lobos para cazar sus presas) es más eficiente cuando sus integrantes se sincronizan para aplicar las estrategias y tácticas pertinentes que cuando todos los miembros del grupo actúan independientemente. (Necesidad de sobrevivir).
15.  La teleonomía de los nervios:  los nervios obtenidos en medios de cultivo tienen cada uno su propio potencial de acción, pero cuando se juntan (al azar), se genera un potencial único (teleonomía) que el conjunto reconoce como su ritmo propio (von Foerster).

luciernagas

La Magia de la Autoorganización

Ver la Parte 1

La Magia de la Autoorganización

Ver la Parte 3

Comentarios

comentarios